El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) respaldó este martes el derecho al olvido defendido por España al señalar que los motores de búsqueda como Google deben retirar los enlaces a informaciones publicadas en el pasado si se comprueba que perjudican a un ciudadano y no son ya pertinentes.

google-derecho-al-olvido«Si, a raíz de la solicitud de la persona afectada se comprueba que la inclusión de esos enlaces en la lista es incompatible actualmente con la Directiva (de protección de datos personales), la información y los enlaces que figuran en la lista deben eliminarse«, afirmó la Corte con sede en Luxemburgo en un comunicado.

El Tribunal señala que los gestores de motores de búsqueda son «responsables del tratamiento que aplique a los datos de carácter personal que aparecen en las páginas web publicadas por terceros». Si el gestor no accede a la solicitud del ciudadano, éste podrá acudir a las autoridades competentes para conseguir que se eliminen esos enlaces de la lista de resultados, «bajo determinadas condiciones», indicó el Tribunal.

Sin embargo, la Corte advirtió de que hay que encontrar un equilibrio entre el «interés legítimo» de los internautas que pueden estar interesados en la información en cuestión y los derechos fundamentales del afectado.El Tribunal indicó que, en general, estos últimos prevalecen, pero que en casos particulares se puede anteponer el interés del público, por ejemplo, «en función del papel que esa persona desempeñe en la vida pública».

Google ha considerado «una decisión decepcionante para los motores de búsqueda y editores online en general» la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que respalda el «derecho al olvido» en Internet.

En un comunicado, la directora de Comunicación y Asuntos Públicos de Google para el sur de Europa, Marisa Toro, asegura que están «muy sorprendidos de que difiera tan drásticamente de las conclusiones del Abogado General y de las advertencias y las consecuencias que ya identificó». En junio de 2013, el Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Niilo Jääskinen, hacía prevalecer el derecho a la información sobre el «derecho al olvido» al asegurar que la directiva europea sobre protección de datos no establece ningún derecho al olvido generalizado.

Para Jääskinen, solicitar a los buscadores de Internet que eliminen información legítima y legal que se ha hecho pública «traería consigo una injerencia en la libertad de expresión del editor de la página web» y «equivaldría a una censura del contenido publicado realizada por un particular».

Ahora, tras esta decisión tomada por el Tribunal de Justicia de la UE, Google dice que dedicará tiempo «para analizar sus implicaciones».

Según la directora de Asuntos Legales de Google España, María González, no parece lógico que los motores de búsqueda tengan que retirar enlaces a información pública, cuando no lo hacen los propios responsables de los contenidos, y además teniendo en cuenta que se puede acceder a los mismos por muchas otras vías. Ha agregado que la tarea de indexar no es exclusiva de buscadores tipo Google sino que desde Internet cualquiera puede hacerlo.

Fuente: 20minutos.es

1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by