¿Estás recibiendo una gran cantidad de correos electrónicos sobre el nuevo Reglamento General de Protección de Datos – RGPD, pero todavía no sabes de qué se trata?

El 25 de mayo se pondrá en vigor el nuevo reglamento RGPD, y tanto si tienes una web corporativa como si tienes una tienda online. Siempre que recojas y utilices los datos que tus clientes te facilitan por ejemplo en un formulario de contacto o en el proceso de compra, tendrás que cambiar algunos aspectos de tu web.
De manera resumida, este nuevo reglamento nos obliga a actualizar la política de privacidad de nuestros sitios web para que sea más clara y los usuarios que visiten nuestras páginas puedan entender los siguientes puntos:
  • Qué información recopilamos de nuestros contactos
  • Por qué la almacenamos
  • Cómo la almacenamos y usamos
  • Cómo utilizamos las cookies y otras tecnologías de seguimiento
Los cambios que se deberían realizar, reflejarán los mayores requisitos de transparencia del Reglamento general de protección de datos de la UE (también conocido como “GDPR”, por sus siglas en inglés). Algunas de las acciones que se deben llevar a cabo son:
– Actualizar la información de las páginas de:
– Actualizar plugin de cookies de su sitio web con textos acordes a la nueva normativa
– Actualizar los formularios para informar en un primer plano sobre quién va a tratar los datos
– En caso requerido: Enviar boletines electrónicos masivos a sus contactos informándoles de las mejoras en la Política de Privacidad.

Consecuencias de no cumplir la RGPD

A partir del 25 de mayo de este 2018, no hay opción, la UE ha señalado que se tomará muy en serio la aplicación y que las multas más duras se podrán elevar a 20 millones de euros, o al 4% de los ingresos anuales en todo el mundo, la cantidad que sea mayor. Por ejemplo, una empresa puede ser penalizada con un 2 % por no tener al día sus registros (artículo 28), por no notificar sobre una brecha de seguridad a la autoridad supervisora y a los afectados.

Aparte de esto, tenemos que tener en cuenta los riesgos de perder la confianza del cliente y la credibilidad que tenemos en un determinado sector en el supuesto de que violemos la RGPD.

¿Necesitas más información? ¡contacta con nosotros!