Cada vez con más frecuencia, las personas se conectan a Internet a través de los dispositivos móviles, lo que ha obligado al diseño web a tomar una decisión crucial: adaptarse.

 

notebook-647761_640Tanto los tamaños de pantalla, como la navegación a través de la web, varían mucho de un dispositivo a otro, y por ello es necesario que nuestra web se adapte a los diferentes formatos. Y aquí es donde entra el diseño responsive o adaptativo, cuyo código de programación permite reorganizar todos los elementos de la web para que se adapten a la pantalla desde donde se estén visualizando. Sin embargo, “responsive” y “adaptativo” no significan exactamente lo mismo.

El diseño web responsive viene a significar lo que ya se explicó con anterioridad, la adaptación de los elementos web a diferentes tipos de pantalla, lo que se consigue estableciendo unas medidas y márgenes de diseño en un tamaño proporcional y utilizando hojas de estilo CSS. Por lo tanto, el diseño se verá de la misma forma en todos los dispositivos, para mayor comodidad de los usuarios, que visitarán exactamente la misma web, independientemente del dispositivo que usen. Aunque su principal desventaja será que la web se verá más pequeña en las pantallas de los móviles.

Por su parte, el diseño web adaptativo trabaja con unos tamaños de pantalla preestablecidos, haciendo necesaria la creación de un diseño para móvil, uno para Tablets pequeñas y otro para las que poseen pantallas mayores, y otro para PC. Incluso podemos tener diseños diferentes para los sistemas Android y IPhone. Por lo tanto, el diseño adaptativo necesita de la creación de múltiples diseños para cada dispositivo, lo que resulta mucho más laborioso. Aunque, al programar lo que queremos que se muestre en cada dispositivo, los tiempos de carga de la web se verán reducidos.

Por ello, el diseño más extendido es el responsive, por ser el más sencillo, pero eso no quiere decir que es el ideal para todos aquellos que poseen una web. Todo dependerá de los recursos que se deseen invertir en esta adaptación a los dispositivos móviles, así como de las preferencias y gustos del público objetivo al que se quiera llegar.